Cuidado para pies diabéticos

Todos debemos cuidar con mimo nuestros pies, pero las personas con diabetes deben desarrollar estrategias preventivas sobre el cuidado de los pies, para reducir o evitar complicaciones futuras

Puede ser de ayuda controlar factores como:

[list_tick]
  • Niveles de glucosa en sangre
  • Sobrepeso
  • Tensión arterial
  • Colesterol y triglicéridos
  • Realizar ejercicio
  • Dejar de fumar
[/list_tick]

Su riesgo de desarrollar una úlcera de pie diabético se encuentra entre el 15 y 25%, por eso es muy importante realizar revisiones periódicas de los pies. Si se siguen las recomendaciones de su médico, enfermera o podólogo, el riesgo de complicaciones disminuirá de forma drástica.

Los consejos básicos para el cuidado de los pies son:

[list_tick]
  • Inspecciona a diario los pies, ayudándote, si es necesario, de un espejo. Ante dificultades visuales solicita ayuda de otra persona.
  • Lava los pies todos los días durante no más de 10 minutos con agua templada y con jabón neutro.
  • Seca a conciencia todo el pie, especialmente los dedos. No frotes, aplica presión.
  • Vigila si hay cambios en el color de la piel, ya que te avisan de alteraciones de circulación, infección o de zonas de destrucción de tejidos.
  • Inspecciona si hay rozaduras, hinchazones, cortes, llagas, ampollas, sequedad, callos o durezas. Una úlcera implica ir de inmediato al médico. Los “juanetes” u otras deformidades de los pies también merecen especial atención.
  • Vigila los cambios de temperatura, ya que pueden ser un signo d alteraciones circulatorias o infección.
  • Revisa las uñas; un color oscuro y un aspecto laminar pueden indicar infección.
  • Limar, no cortar, una vez por semana en horizontal y con una lima de cartón. Cortarlas demasiado, cortar las esquinas o un calzado inadecuado puede provocar que crezcan hacia la piel uñas encarnadas y favorecer una infección
  • No utilices las cuchillas, callicidas, ni agentes irritantes. No abras las ampollas, ni cortes las cutículas. Acude al podólogo si hay callos o dureces.
  • Utiliza cremas hidratantes especiales para pies secos y agrietados, nunca entre los dedos
  • No camines descalzo, ni en la playa ni por casa, especialmente por superficies calientes. No utilices mantas eléctricas, bolsas de agua caliente ni hielo.
  • Los calcetines deben cambiarse a diario. No deben oprimir, tener costuras, ni ser de tejidos sintéticos.
  • Si la forma de poyar el pie no es correcta, usa plantillas a medida.
  • El calzado debe ser cómodo, sin oprimir los dedos. Utiliza de manera gradual los zapatos nuevos y evita los tacones excesivamente altos.
  • Todas las persona diabéticas deben practicar ejercicio con frecuencia (salvo contraindicación). Si caminas se mejora la circulación sanguínea en los pies
[/list_tick]

Fuente: Fundación diabetes

 

Comparte Cuidamos de ti

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies